Despintar maquetas con Forza

Hace mucho tiempo, en una galaxia lejana… digooo… en lo más profundo de mi armario se encontraba esta vieja maqueta de X-Wing de AMT que hice hace muchos años. Como veis está muy mal montada y peor pintada, las bandas rojas están pintadas con rotulador (no os riáis tanto, que era yo muy pequeño y no sabía lo que hacía…), el resto está pintado con esmaltes Humbrol.

Despintar maquetas con Forza 1

Pues bien, ahora que soy más mayorcito y sé un poco mejor lo que hago (sólo un poco), me he decidido a despintarla y volverla a armar un poco más en condiciones. Para ello voy a utilizar espuma limpiahornos Forza, un producto muy útil para despintar pinturas de esmalte (ya veremos que pasa con el rotulador… jeje).

Forza limpia hornos (y maquetas)En este caso, la aplicación va a ser un poco «especial», porque la maqueta está despiezada, así que hay que aplicar el Forza pieza a pieza o de una manera un poco «bestia» como hago yo.

Vamos a empezar y a ver que sale de todo esto…

En primer lugar colocamos la maqueta en un lugar ventilado y protegemos la mesa con papel:

Despintar maquetas con Forza 3

Habiendo leído las recomendaciones de uso nos ponemos unos guantes (esto es importante, porque el Forza es muy corrosivo) y empezamos a aplicar el producto hasta cubrir bien todas las piezas (incluso los transparentes):

Despintar maquetas con Forza 4

Una vez hecho esto, metemos todas las piezas en una bolsa de plástico y volvemos a aplicar la espuma para asegurarnos que cubra bien todas las partes de las piezas. Cerramos la bolsa y lo dejamos reposar unas cuatro horas (no importa si nos pasamos de tiempo) para que los vapores hagan efecto (no es necesario que borréis la marca de la bolsa como yo, jejeje):



Despintar maquetas con Forza 5

Pasadas unas cuantas horas, vamos sacando las piezas de la bolsa y colocándolas bajo el grifo, vemos que el chorro de agua va quitando casi toda la pintura que queda y la que se resiste un poco la eliminamos con la ayuda de un cepillo de cerdas duras hasta retirarla del todo. Como podéis ver hemos eliminado casi toda la pintura, sólo se ha resistido alguna parte pequeñísima en los recovecos de las piezas circulares y algo del rojo del rotulador, que se ve que se ha incrustado en el plástico. En las dos piezas de las alas parece que queda pintura, pero en realidad es parte de un baño dorado que recubría el plástico de la maqueta original y que en algunas partes se ha resistido al Forza, nada que entorpezca nuestros planes.

Maqueta despintada con Forza

Bueno, pues ya habéis visto lo fácil que es quitar la pintura a una maqueta con este producto, la única pega de este método es que no sirve para quitar pintura acrílica, pero bueno, para eso también hay otras técnicas…

¡Se sociable, comparte esto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *