Maqueta Northrop F-89D Scorpion (Revell 1/72)

Maqueta F-89D Scorpion de Revell 01

Hecho «from the box» como dirían los anglosajones, con pinturas y barnices Gunze (el plateado, todo un reto) con aerógrafo. Nada añadido.

Maqueta F-89D Scorpion de Revell 02

El kit de Revell es bastante antiguo, pero aún así se puede sacar un bonito modelo. Con el panelado hueco (menos mal) y extensas calcomanías en esta versión de interceptor de bombarderos soviéticos en el ártico.

Maqueta F-89D Scorpion de Revell 03

El fuselaje no se adapta demasiado bien y he usado bastante masilla, pero ha quedado estupendo. Hasta yo me he asombrado. Y sé que está mal que lo diga.



Maqueta F-89D Scorpion de Revell 04

Al final de la Segunda Guerra Mundial, se buscó un sustituto del P-61 Black Widow. Entre las propuestas recibidas, fue elegido el de Northrop, el mismo constructor del P-61. El primer prototipo voló en 1948. Dotado de dos motores Allison J-35 con postquemadores.

La versión aquí presentada difería del original al reemplazar los 6 cañones de 20 milímetros por cohetes Mighty Mouse alojados en la primera mitad de los contenedores alares. La otra mitad para combustible además de depósitos lanzables. Su misión no era otra que interceptar los escuadrones de bombarderos soviéticos procedentes del Ártico.

Una última nota sobre la versión J era el empleo de los temibles cohetes Genie con cabeza nuclear. Consistía en lanzar esos ingenios en las apretadas formaciones y tratar de destruir la mayor parte de bombarderos, sin pensar luego en toda la radiación y lluvia radiactiva que caería en tierra. Pero en plena Guerra Fría en los años 50, eso era secundario…

Texto y fotos: Francisco Tobarra

¡Se sociable, comparte esto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *