F-51D Mustang (Tamiya 1/48)

F-51D Mustang de Tamiya

Avión realizado enteramente de caja. Sin añadidos exceptuando los cinturones de fotograbado de la marca Eduard.

F-51D Mustang de Tamiya

Este modelo tiene unos encajes realmente buenos, prácticamente no se ha necesitado masilla para ninguna zona, exceptuando retoques en alguna grieta, y todo queda perfectamente disimulado.

F-51D Mustang de Tamiya

La maqueta está enteramente pintada con esmaltes para los interiores, y pinturas Alclad para el plateado. Prepanelado en un metalizado usando un tono oscuro como el Steel de Alclad, el efecto es buenísimo, manteniendo un metalizado en las lineas de los paneles que realzan mucho el aspecto de uso. Se pintaron diversos paneles de diferentes tonos de metalizado, usando Aluminium, White Aluminium, Dark Aluminium, Magnesium…



F-51D Mustang de Tamiya

El ensuciado y envejecido de esta maqueta ha sido bastante marcado, ya que estos aviones trabajaban en condiciones bastante precarias, en bases no preparadas, muy cerca del frente y realizaban gran número de salidas al día.

F-51D Mustang de Tamiya

El ensuciado se ha realizado con óleos y pasteles, tanto en polvo, como mezclados con trementina, para crear una sensación de barro húmedo. Siendo la primera vez que trabajo con estos últimos, los cuales me han parecido sensacionales para determinados efectos, como el de los humos de las ametralladoras, barro, polvo, etc.

F-51D Mustang de Tamiya

Las calcas son las de el Kit, con muchas capas de MicroSet y MicroSol.

F-51D Mustang de Tamiya

La maqueta trata de representar un Mustang participante en la guerra de Korea. La designación corresponde a la F de Fighter, ya que unos años después de la finalización de la 2ª Gran Guerra se cambió la designación de P (Pursuit) por la F.

F-51D Mustang de Tamiya

Debido a la maniobrabilidad a baja velocidad de vuelo de estos cazas, fueron seleccionados como aviones de Soporte Aéreo Cercano, designación de objetivos para otros aviones, reconocimiento, etc… Estos aviones iban armados con 6 ametralladoras en las alas, y la posibilidad de llevar depósitos externos, bombas o contenedores de Napalm y hasta 6 cohetes.

El ensuciado del modelo se ha adecuado al teatro en el que trabajaban, trozos de terreno semipreparados realmente cerca del frente y con gran número de salidas. Con el tiempo lluvioso y la poca preparación de las pistas creo que el avión podría tener buena cantidad de porquería y barro, tanto en los trenes como en las zonas en la que los mecánicos tenían que acceder para la revisión de motores, armamento y demás.

Texto y fotos: Miguel Leandro González

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *